in

Chocotone casero: receta completa y consejo de trufa

Este pan dulce debe hacerse con paciencia y dedicación, ya que se necesitan unas horas para prepararlo.

La pasta tradicional panettone es deliciosa, pero no a todos les gustan las frutas confitadas. En ese caso, la mejor opción es el chocotone, que puedes hacer en casa. La masa del pan es especial, muy elástica y húmeda, y para llegar a ese punto hay que pasar por la levadura, que tarda un poco más. Pero, una vez que su chocotone casero esté listo, cada bocado valdrá la pena el esfuerzo . Mira algunas recetas.

Cómo hacer chocotone casero

Crédito de la imagen: Panelinha

Hacer chocotone casero es lo mismo que hacer panettone. La única diferencia es que en lugar de frutas confitadas pondrás gotas de chocolate o lo harás trufado para los que les guste el relleno cremoso.

Chocotone casero tradicional completo

Esta receta, compartida por Panelinha , te enseña cómo hacer el procedimiento completo, desde la preparación del bizcocho (levadura) hasta el final.

Ingredientes de la esponja

Agua: ½ taza + 2 cucharadas;
Levadura biológica seca instantánea: 2 cucharaditas;
Harina de trigo: 200 gramos.

Cómo preparar la esponja

  1. En un tazón grande, mezcle el agua con la levadura; el tazón debe ser grande, ya que se utilizará para hacer la masa final.
  2. Agregue la harina y revuelva con una cuchara (preferiblemente de madera o bambú), raspando bien la pared del recipiente, hasta que no quede harina suelta, no es necesario amasar.
  3. Cubrir con film y dejar reposar 1 hora, hasta que la mezcla crezca y esté bien aireada.

Ingredientes de la pasta

Harina de trigo: 300 gramos;
Agua: 3 cucharadas;
Leche en polvo: 25 gramos;
Gemas: 4 unidades;
Mantequilla en ungüento: 80 gramos;
Azúcar: 80 gramos;
Sal: ½ cucharadita;
Ralladura de limón: 1 unidad;
Ralladura de naranja laurel: 1 unidad grande;
Gotas de chocolate o chocolate cortadas en cubos: 150 gramos;
Extracto de vainilla: 1 cucharada;
Aceite de maíz: el necesario para engrasar el banco de trabajo y las manos;
Mantequilla: al gusto para hornear.

Modo de preparo

  1. Una vez que el bizcocho esté listo, empieza a preparar la masa. En un tazón pequeño, rompa un huevo a la vez, separando la clara de la yema. Transfiera las yemas a otro bol y reserve las claras para otra receta. Batir ligeramente las yemas con un tenedor y mezclar el agua.
  2. Agrega la mezcla de yemas de huevo y agua en el bol donde está el bizcocho. Agregue la harina, pero no toda – reserve aproximadamente ¼ de taza (té) para usar en el momento de espolvorear. Agrega la leche en polvo, la sal y revuelve bien con la cuchara para que se absorban los líquidos, al principio la masa se ve seca y dura, pero pronto perderá ese aspecto (puedes mezclar los ingredientes con las manos).
  3. En otro tazón pequeño, mezcle el azúcar y el extracto de vainilla. Agrega la mantequilla y mezcla bien para formar una pasta.
  4. Agrega la pasta de mantequilla con azúcar a la masa en tres pasos, siempre mezclando bien con cada adición para incorporar bien. A medida que aprieta y estira, la masa comienza a ponerse pegajosa.
  5. Transfiera la masa al bol de la batidora. Con el batidor de gancho, bata la masa a velocidad 2 (o la que está justo encima de la más lenta). Déjalo batir unos 15 minutos – agrega poco a poco la harina reservada y, cada 5 minutos, apaga la batidora y “voltea la masa” con la espátula para que quede amasado uniformemente. Deje de batir cuando la masa esté muy suave y firme; la masa se desprenderá de la pared del tazón cuando esté en punta.
  6. Mientras se amasa la masa, tómese el tiempo de separar los demás ingredientes: en un bol mezclar la ralladura de limón y 1 naranja laurel con las gotas de chocolate.
  7. Tan pronto como la masa se desprenda de la pared del tazón, apague la batidora. Agrega las gotas de chocolate con la ralladura de los cítricos y mezcla bien hasta que los ingredientes se distribuyan uniformemente.
  8. Fija la masa para formar una bola. Cubrir con film y reservar en un lugar sin calor ni viento y de 2 a 3 horas hasta que crezca, pero sin duplicar su tamaño.
  9. Separe 2 moldes para crepes desechables de 15 cm de diámetro (para 500 g) y cuatro palitos de barbacoa.
  10. Extienda una fina capa de aceite sobre la encimera y vierta suavemente la masa ya crecida. Con un cuchillo grande (o una espátula de panadero), divide la masa en dos porciones iguales. Engrase sus manos con un poco de aceite y forme una bola con cada porción: coloque las manos a los lados de la masa, girando y tensando la masa contra la encimera al mismo tiempo para rellenar.
  11. Transfiera cada bola de masa a un molde de papel para panettone (si lo prefiere, use dos bandejas para hornear, tipo ramequín, untadas con mantequilla). Cubrir con film (o paño de cocina) y dejar reposar durante 90 minutos; deberían crecer, pero sin llegar a la parte superior de la sartén.
  12. Cuando los chocotones estén creciendo durante 30 minutos, precaliente el horno a 200 grados (temperatura media).
  13. Diez minutos antes de colocarlo para hornear, descubre los chocotones para que la masa forme una película fina, esto facilitará el corte. Una vez que la masa haya crecido, use una hoja de panadero (o un cuchillo muy afilado) para hacer un corte transversal pequeño y poco profundo en la parte superior de las dos masas. Coloque un pequeño trozo de mantequilla, aproximadamente ½ cucharadita, en el centro de cada corte.
  14. Coloque los dos moldes de chocotone en una bandeja para hornear y hornee por unos 40 minutos, o hasta que la corteza esté dorada. La mitad del tiempo, si nota que los chocotones se doran demasiado pronto, retire la bandeja para hornear del horno y cubra cada uno con un trozo de papel de aluminio. Regrese al horno para terminar de hornear.
  15. En cuanto salgan los chocotones del horno, improvise un recurso utilizado por panaderos profesionales: pegue 4 palitos de barbacoa a 1 cm de la base de cada chocotone, dos a cada lado; voltee los chocotones boca abajo y apoye los extremos de los palos sobre dos pilas de libros (o dos bandejas altas). Deje reposar los chocotones boca abajo hasta que se enfríen, esto es para que la masa no pierda volumen a medida que se enfría. Sirva a continuación.

Cómo trufar un chocotone hecho en casa o comprado

Este tip se puede hacer con chocotone casero o comprado, y también con panettone. Es para aumentar mucho la cantidad de chocolate que va en el relleno.

Ingredientes

Panettone o chocotone: 1 unidad de 500 gramos;
Chocolate negro derretido: 400 gramos;
Crema agria: 1 caja;
Ron: 25 ml;
Chocolate blanco: 20 gramos.

Modo de preparo

  1. Reserva unos 80 g de chocolate fundido para su posterior uso en la decoración.
  2. Mezclar la nata y el chocolate derretido en un bol.
  3. Cuando esté homogéneo añadir el ron y remover un poco más (puedes sustituirlo por cachaça, whisky, vodka, coñac o no necesitas usar alcohol).
  4. Refrigera la trufa de chocolate durante unos 40 minutos para que tenga mucho cuerpo y deje de ser tan líquida.
  5. Mientras tanto, retira con cuidado el papel que rodea los lados y la parte inferior de tu chocotone / panettone.
  6. Dale la vuelta y, con un cuchillo, corta un círculo en la parte inferior (reserva la punta para cerrarla posteriormente).
  7. Luego excave más chocotone, dejando un espacio de aproximadamente 2 dedos en los lados y el fondo.
  8. Cuando tu trufa esté mucho más cremosa, rellena el hueco de tu chocotone / panettone dejando un espacio de 2 dedos.
  9. Cierre con la punta del círculo que había reservado.
  10. Dar la vuelta al chocolate y colocarlo en un plato.
  11. Vierta el chocolate derretido que estaba reservado y llévelo al refrigerador para que endurezca.
  12. Finalmente terminar de decorar con chocolate blanco.

¿Tienes alguna pregunta? Siga todo el procedimiento en el video a continuación:

¿QUÉ PIENSAS?

0 points
Upvote Downvote

Escrito por Anaís Mercado

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando…

0

Adornos navideños baratos: ¡cómo hacer hermosas opciones en casa!

6 trucos para el hogar de los años 50 que siguen vigentes hoy en día